Anuncios

CONSULTORIO JURÍDICO : Fabricando Ideas


Se dice que Henry Ford, uno de los hombres más ricos del planeta en su tiempo, cuando le preguntaron qué haría si repentinamente perdiera todo su dinero y su negocio, contestó: “Yo pensaría en alguna otra necesidad básica y fundamental de todas las gentes y cubriría esa necesidad de modo más barato y eficiente que ningún otro. En cinco años yo sería un multimillonario de nuevo teniendo otro negocio mejor.

CONSULTORIO JURÍDICO

Consultorio Jurídico gratuito : orientación legal, civil, penal gratuita de autoayuda a las personas con problemas de derecho de familia, violencia familiar, derecho patrimonial, pensiones y contratos

FABRICANDO IDEAS PARA UN NEGOCIO

Las oportunidades para servirnos están todas a nuestro alrededor; existen al alcance de todas las manos. Si reconocemos y asimos estas oportunidades y las usamos eficientemente, la vida nos entregará para que podamos pagar muestras deudas y vivir bien y tener un buen negocio.

En realidad, todos tenemos ideas en nuestra mente, el cual puede ser valioso para el mundo. Pero para reconocer el valor de esta idea, tenemos que vencer la confusión, las preocupaciones y las ansiedades.

Cuando tranquilamente nos volvemos a nuestro interior por inspiración para usar del mejor modo posible lo que tenemos y cuando nos permitimos a nosotros mismos ser guiados en la actividad, encontramos un modo de verter fuera lo que tenemos para servir y a las necesidades de otros y con provecho para nosotros mismos, Satisfacemos una necesidad de  la humanidad que a su vez nos enriquece y cuida de nosotros. Las ideas para el servicio están precisamente dentro de nosotros, ideas para la salud, para la felicidad y para el éxito y fundamentalmente para tener dinero proveniente de nuestro negocio.

ACTITUD FRENTE AL NEGOCIO

¿Por qué no parar justamente aquí y hacer una lista de esas capacidades que tú tienes, por medio  de las cuales puedes servir a tus semejantes y por ello te pagarán con alegría? Proyectar simplemente el ganar dinero no es creador ni sabio.

Cuando  nosotros servimos honesta y sabiamente a la vida, el dinero nos llega normalmente y naturalmente y sin gran esfuerzo gracias a nuestro negocio. Y él nos traerá felicidad y contento.
Aire fresco y limpio nos rodea; aceptémoslo. Nosotros lo inhalamos con buen fin. Pues bien, si tomamos la misma actitud hacia el dinero, nosotros seríamos sin duda alguna también abundantemente provistos de él. No hay carencia cósmica, sino que el hombre a través de su falta de comprensión falla a menudo en ver y aceptar su bien.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: