Anuncios

CHISTES SOBRE ABOGADOS


¿Cómo se sabe cuándo un abogado está mintiendo?.
Sus labios se mueven.


¿Qué diferencia hay entre un abogado y un cuervo?
Que uno es un animal de rapiña, vive de la carroña, de la basura y de lo ajeno. Acecha a sus víctimas y cuando se descuidan, ataca. Primero le come los ojos y después termina de destrozarla.
El otro es un inocente pajarito negro.


En un juicio dice el fiscal:
– Miren al acusado: su mirada esquiva, su frente estrecha, sus ojos hundidos, su aspecto siniestro…
Y el acusado le interrumpe diciendo:
– Pero bueno, ¿me van a juzgar por asesino o por feo?.


¿Qué tienen en común un abogado y una prostituta?.
Que a los dos hay que pagarles primero y después exigirles que se muevan.


Tres cirujanos discuten en el bar del hospital sus experiencias sobre las operaciones. El primero dice:
– A mí me gusta operar a los contables: los abres y lo tienen todo numerado.
A lo que el segundo replica:
– No, yo prefiero a los bibliotecarios, pues tienen todas sus partes ordenadas alfabéticamente.
Y el tercero termina:
– ¡Pero los más fáciles de operar son los abogados, porque carecen de corazón y de riñones, ¡y la cabeza y el trasero son intercambiables!.


El método del gato para determinar la clase de abogado con el que se negocia:
Coloque un gato sobre su escritorio, si el gato sale corriendo, ese abogado es un perro. En cambio, si el gato se lanza sobre el abogado, es porque es una rata.


Un abogado se compra un BMW nuevecito y sale a mostrárselo a los otros abogados en el tribunal. Llega y estaciona sobre la derecha, abre la puerta para salir y en ese momento pasa un camión y le arranca la puerta entera.
El abogado se baja y empieza a maldecir como un loco. Coge su teléfono móvil y llama a la policia, que llega muy pronto:
– ¡Mi coche recién sacado del concesionario!. ¡Este animal, bestia, me ha arrancado la puerta!.
Sigue así hasta que el policia le dice:
– Pero señor, ¿cómo puede ser usted tan materialista?, ¿no se ha dado cuenta de que el camión, al llevarse la puerta, también le ha arrancado el brazo desde el codo?.
El abogado se mira el muñón atónito y dice:
– ¡Oh, no!. ¿Dónde está mi Rólex?.


Carcajada photo Ataquederisa_zpsd5d28783.gif

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: